-->

Barata y abundante, «la orina podría podría ser la solución a los problemas energéticos del planeta»

author photo 14:46

Los países desarrollados están al borde de un descubrimiento que cambiará totalmente la forma de producción de la bioenergía. La investigación consiste en la nueva forma de producir bioenergía a través de una partícula en la orina; lo que la hará más pequeña, barata y potente, todo esto en comparación a la forma tradicional.

Esta investigación se está llevando a cabo en tres laboratorios ubicados en el Reino Unido y han descubierto esta posible forma de romper las limitaciones de las pilas tradicionales, convirtiéndolas incluso en pilas de combustible microbianas de muy bajo coste.

Esto no es  algo muy nuevo, pues es bien sabido que las células de combustible microbianas realizan procesos naturales con ciertas bacterias convirtiendo la materia orgánica en energía eléctrica. Hay otras formas de producir bioenergía, estas constan de procesos como la digestión anaeróbica, la fermentación, la gasificación, entre otros; no obstante, las células microbianas de las que estamos hablando tiene la gran capacidad de trabajar en tensión y temperatura ambiente. Produciendo menos residuos, son eficientes y de económica manutención.

energía-orina-celulas-combustible-microbianas

No todo es bueno en los primeros desarrollos, por el momento el método utilizado para la producción de las células microbianas es bastante costoso; esto se debe a que el cambio de método exige algunos componentes como platino para poder crear las reacciones de la electricidad. Además, se ha descubierto que las células microbianas también producen menos energía que otros métodos.

Catalizadores

Al intentar ajustar el diseño consiguieron más potencia. Sí duplican la cantidad de electrodos, se multiplica la potencia de salida. Esta técnica aplica tres células microbianas; así se aumenta la capacidad 10 veces, todo en vez de tener las células individuales.

"Las células combustible microbianas podrían ser una fuente de energía en los países en desarrollo, particularmente en las zonas pobres y rurales. Nuestro nuevo diseño es más barato y más potente que los tradicionales. Los dispositivos de este tipo que pueden producir electricidad a partir de la orina podrían marcar una diferencia real mediante la producción de energía sostenible a partir de residuos.", dice Jon Schouler, autor principal del estudio en la Universidad de Bath. (Lee también: Tejas solares para producir energía renovables y sostenible)

Fuente: Diario Ecología

¡COMPARTE!