-->

El azúcar: «La droga más peligrosa de la historia»

author photo 16:38

"Al igual que el alcohol y el tabaco, realmente el azúcar es una droga. Aquí se necesita un papel importante por parte el gobierno. El uso del azúcar debe ser desalentado y los usuarios deben ser conscientes de los peligros"

-Artículo de la página web de la salud pública de Ámsterdam.

Afirman también que la industria alimentaria hace uso del azúcar como una forma de crear la necesidad en las personas de seguir consumiendo sus productos.

consumo-azucar-salud

Investigadores proponen que el grupo de los azúcares es más dañino que las grasas y otros alimentos; interfieren con la forma de alimentación porque crea un deseo inconsumible de comer todo el tiempo. Por ejemplo, al ofrecer galletas las personas van a pedir más, pero al ofrecer huevos, la gente se va a saciar.

Hace un par de años, el servicio de salud pública de Ámsterdam, pidió revisar los niveles reales de azúcar en los alimentos para tener la capacidad de imponer advertencias como en los cigarrillos. De esta manera el consumidor tendrá la información completa a la hora de la compra.

El azúcar es un invento del hombre, es exactamente igual que las drogas. Las personas que abusan del consumo de azúcar son propensas a sufrir de cáncer, diabetes y las enfermedades cardiovasculares del sistema nervioso y digestivo.

Entre otras enfermedades que son proporcionadas por el azúcar está el desorden que provoca en la células que produce déficit de atención e hiperactividad en los niños; cosa que puede tener repercusiones graves para el crecimiento y desarrollo.

Desalentar a las personas en el consumo de azúcares haría que llevasen una vida más saludable y que tengan menos complicaciones de salud, tempranas y en el futuro. Los gobiernos además de adicionar las advertencias en los empaques, deberían condicionar estos alimentos con impuestos parecidos y hasta más altos que los del alcohol y el tabaco. (Lee también: Científica mexicana elimina el virus del papiloma humano en 29 mujeres)


¡COMPARTE!