jueves, 16 de noviembre de 2017

La ignorancia cuesta más que la ciencia

La ciencia nos ha regalado extraordinarias herramientas que nos ayudan a mejorar nuestra calidad de vida día a día. La mayoría de países desarrollados invierten en la investigación con el fin de seguir mejorando el aprovechamiento de las fuentes de energía que necesitamos a diario y seguir mejorando áreas como la medicina, la agricultura, la tecnología, los medio de transporte, la protección del medio ambiente, entre otros.

Afirmar que el mundo contemporáneo está moldeado por una sofisticada tecnología es hacer una afirmación evidente. Afirmar que esta tecnología es un subproducto de la investigación básica es mucho menos obvia.

www.libertadypensamiento.com

Albert Einstein nunca pensó en ninguna aplicación práctica cuando concebía que el espaciotiempo curvo explicaba la gravedad. Pero gracias a una sofisticada predicción de su teoría actualmente el sistema GPS funciona, y se trata del comportamiento del tiempo en campos gravitacionales.

¿Que la ciencia es costosa? Sí, las grandes investigaciones y experimentos para descubrir el mundo subatómico o el universo, requieren de una tecnología de punta más sofisticada que costosa. A parte, hay que pagar a científicos, computistas, técnicos e ingenieros, todos con altos niveles de formación. Por esta razón en muchas ocasiones son financiados con colaboradores de diferentes naciones y con participación de muchas universidades y centros de investigación. La ciencia actualmente es costosa paro es valiosa. Veamos.

El telescopio espacial Hubble costó menos de 3 mil millones de dólares, pero nos regaló una nueva imagen del Universo y ha generado cerca de más de 5 mil artículos científicos. En cambio, 4 años de guerra de Irak costaron 120 veces más que el Hubble y ha producido más de 100.000 muertos.

La máquina más compleja jamás construida por la humanidad, el acelerador de partículas LHC costó desde su fabricación hasta cuando se descubrió el bosón de Higgs, 13000 millones de dólares. Eso es lo que cuesta aproximadamente un solo portaaviones. El detector LIGO, que descubrió las ondas gravitacionales en septiembre de 2015, costó 600 millones de dólares en 20 años, mientras que un submarino nuclear cuesta 20 veces más.

¿La ciencia es costosa? Sabemos que la ignorancia es mucho más costosa. Conocer las intimidades de la materia que nos constituye y conocer la historia del universo es comprender mejor nuestra relación con él y no morir en el intento. Y la verdad, no resulta muy costoso con lo que realmente nos dejará para seguir avanzando como civilización. (Lee también: Científicos de todo el planeta predicen cómo será el futuro de la humanidad)

Publicar un comentario

 
Libertad y Pensamiento © 2015 - Blogger Templates Designed by Templateism.com