martes, 7 de marzo de 2017

La ilusión del amor romántico puede estar enfermándote seriamente

Hombres y mujeres alguna vez en su vida se han enamorado de una forma tan romántica que a veces esa ilusión puede terminar con sus vidas lentamente. El amor romántico se suele representar mediante la unión de dos mitades que se buscan para poder llegar a un estado completo, pero son muy pocos los que logran esta hazaña. En la época de Platón, en la cosmogonía griega los amores perfectos estaban unidos y fueron separados en dos partes, el amor es el deseo de cada una de esas partes separadas que busca a la que ha perdido.

Las historias de amor y el romanticismo influye en nuestra identidad social que en ciertos casos está conformada de una manera menos consciente y seguimos buscando esa persona o la media naranja que encaje a la perfección para lograr ser amantes perfectos como lo dice la mitología griega, pero las tasas de divorcios demuestran que el amor ideal y perfecto no existe, lo que se vive hoy en día es que muchas personas viven en mundo virtual e imaginario donde pueden hallar el antídoto de la soledad, viven en un universo del inconsciente donde los deseos que desconocían son agradables en el mundo virtual.

www.libertadypensamiento.com

Es muy probable convertirse en un adicto de ese mundo virtual ya que el amor de la vida real no tiene posibilidades con él, hay personas que se les dificulta salir de ese mundo y volver a la realidad como lo muestra las crecientes adicciones a Internet y las muchas infidelidades que se ven en la red, todo esto puede dar lugar a síntomas emocionales como el estrés, ira, dolor desesperación, conductas negativas como peleas, consumo de material para adultos excesivos, divorcio, bulimia o anorexia.

Este amor romántico tiene vínculos con el estrés, la herida sentimental (Patologías amorosas) la salud mental (depresión, trastornos obsesivos compulsivos, insomnio) y física (agotamiento). Las consecuencias  a largo plazo no son tan claras, pero se pueden predecir e imaginar, se sabe que la calidad de las relaciones y las circunstancias sociales pueden tener consecuencias considerables en nuestro cerebro.

Consciente o inconscientemente desarrollamos expectativas sobre una relación amorosa e intentamos hacerla realidad, pero cuando esas ideas son inalcanzables el estrés no se puede evitar y esté impacto en nuestro sistema inmunitario y en nuestra salud mental ha sido completamente atestiguado.

Ya es hora de dejar de perseguir un amor que no existe. Los actos de amor son tan variados como las personas que los intercambian, si acabamos con el mito del amor romántico o el amor de cuento de hadas podemos tener una perspectiva más realista de las relaciones en pareja y con ello tener una vida más cómoda y feliz. (Lee también: según Dick Swaab, los genes determinan de quien nos enamoramos y a quien votamos)

Publicar un comentario

 
Libertad y Pensamiento © 2015 - Blogger Templates Designed by Templateism.com