viernes, 10 de marzo de 2017

Por la contaminación mundial mueren más de 1,7 millones de niños al año

La contaminación se ha vuelto un grave problema para el ser humano y el planeta. Cada día crece de una forma preocupante la contaminación del aire y otros factores que causan que millones de personas y animales tengan problemas respiratorios y otras enfermedades. Los árboles que son los encargados de filtrar gases contaminantes como dióxido de azufre, amoniaco y óxidos de nitrógeno ya no logran hacer su función de purificación bien debido a que son muchos los desechos que se encuentran en el aire y en el entorno.

En el mundo más de 1,7 millones de niños menores de cinco años mueren cada año por enfermedades que son causadas por la contaminación del aire y de otros factores. La Organización Mundial de la Salud denunció este fenómeno que no es causado por la naturaleza sino por el mismo hombre que busca comodidades monetarias pero no se da cuenta que se está acabando el mismo.

www.libertadypensamiento.com

La ONU presentó dos proyectos, "heredando un mundo sostenible: Atlas sobre la salud de los niños y el medio-ambiente" y "No contamines mi futuro", quienes esperan resultados para mejorar la salud de los niños y el entorno que los rodea. La OMS pretende con estos estudios transmitir un mensaje donde la reducción de la contaminación podría evitar miles de muertes, "un entorno contaminado es un medio mortífero para los niños", afirma la directora general de la OMS, Margaret Chan.

570.000 Niños mueren al año por causas de enfermedades respiratorias, neumonía, que es provocada y empeorada por la contaminación del aire. El estudio comprueba que el 44% de los casos de asma en niños mayores de cinco años es debido a a la contaminación atmosférica, por otro lado 270.000 niños menores de cinco años no sobreviven al primer mes de vida por infecciones neonatales pero que se pueden remediar con la mejora de los servicios sanitarios.

Otro problema según la OMS, es la presencia de desechos peligrosos, un problema que afecta directamente al continente africano donde los niños se exponen a toxinas que pueden disminuir sus funciones cerebrales, déficit de atención, daños pulmonares o producir cáncer y a esto se le suma la hambruna. Estos factores son un problema muy preocupante para la Organización Mundial de la Salud que pronostica que la producción de residuos electrónicos y eléctricos aumentará en un 19% en el 2018.

Un problema de contaminación tan avanzado es muy poco probable que mejore y menos con personas que están mentalizadas en solo producir dinero y que a causa de esa avaricia los niños se ven afectados. Tengamos un poco de conciencia y démonos cuenta que nosotros mismos nos estamos destruyendo. (Lee también: Científicos capturan el CO2 del aire y los transforman en combustible)

Publicar un comentario

 
Libertad y Pensamiento © 2015 - Blogger Templates Designed by Templateism.com