martes, 21 de marzo de 2017

Baclofeno: El relajante muscular que ayuda a disminuir el consumo de alcohol

Consumir bebidas alcohólicas es algo muy habitual ya que es un plan donde se puede reunir a toda la familia, amigos o tener una cita, pero el alcohol en exceso es perjudicial para la salud y puede causar daños irreversibles como daño en el páncreas, daño en el hígado, cáncer de esófago, hígado, colon, cabeza, cuello y otras áreas. Pero un estudio demostró que se puede reducir el consumo de alcohol con un relajante muscular llamado Baclofeno.

Dos estudios realizados que se nombraron Alpadir y Bacloville, dan a conocer que el Baclofeno permite reducir el consumo de bebidas alcohólicas en las personas. Pero ¿qué es Baclofeno?, es un relajante muscular que actúa en la recepción gabaérgica a nivel medular principalmente. Mediante esto se creo un tratamiento donde se demostró que la abstinencia o disminución del consumo de alcohol quedaron en  niveles médicamente correctos.

www.libertadypensamiento.com

Gracias a esto se logró reducir el consumo de alcohol en cada uno de dos personas, "son resultados realmente asombrosos y excepcionales, si se toma en cuenta que en Francia cada 12 minutos muere una personas a causa del consumo de alcohol", afirmó Philippe Jaury, coordinador de la investigación. A base de estos resultados se realizaron análisis sobre la tolerancia y la inocuidad del tratamiento.

Los efectos secundarios del tratamiento son insomnio, somnolencia o depresión, este tratamiento puede reducir el consumo de alcohol en cada una de dos personas, lo cual es bueno. Durante el tratamiento Bacloville se registraron muertes, tanto en el grupo de pacientes tratados con baclofeno como con placebo, de acuerdo con el investigador, que resalta la gran fragilidad de los enfermos implicados. En el estudio Alpadir que duró siete meses, comprometió a 320 pacientes que se repartieron en dos grupos a 158 se les aplicó 180 mg/día de baclofeno y a 162 se les suministró placebo. No se registró ningún problema grave.

La disminución del consumo tuvo una baja muy importante donde los bebedores de doce copas diarias pasaron a tres copas con el baclofeno y un 4.5 copas con el placebo. Gracias a un libro del fallecido cardiólogo Oliver Ameisen. (la última copa), donde relata cómo se curó de la adicción del alcohol gracias a la molécula de baclofeno se pudo llevar a cabo estos importantes estudios. (Lee también: Método de Islandia para que sus jóvenes dejaran el alcohol y el cigarrillo)

Fuente: El Espectador 

Publicar un comentario

 
Libertad y Pensamiento © 2015 - Blogger Templates Designed by Templateism.com