martes, 5 de febrero de 2019

¡Indignante! Colombia es el segundo país con mayor deserción universitaria en Latinoamérica

Luego de revelarse los resultados anuales de índices de deserción en América latina, el resultado no sorprendió a nadie, Colombia se apuntó en el segundo puesto superado por Bolivia y seguido por Ecuador y Panamá respectivamente, según el indicador, el 42% de la comunidad estudiantil universitaria entre los 18 y 24 años abandona las alma mater antes de adquirir un título universitario.

De acuerdo con la Unesco, esta situación se debe a los altos costos de los programas de formación que en promedio ascienden a los 5000 dólares por estudiante, convirtiéndose entre las más costosas luego de Chile y México, aunque según los estudios, Colombia es uno de los países que mejor retribuye monetariamente a las personas que logran graduarse de estas instituciones, es decir que al no haber una demanda inherente de profesionales debido a la deserción, es posible conseguir un empleo mas fácil a comparación de otros países.

www.libertadypensamiento.com 770 x 450

Entonces, ¿cómo puede mejorar un país con tasas de deserción alta, índices elevados en ignorancia y felicidad innegable? No por algo somos el país más feliz del mundo y uno de los países con mas festivos en el calendario.  Según SINNETIC, la firma encargada de analizar estos datos, logró estipular cuatro estrategias para hacer que los indicadores que catapultan a las universidades colombianas entre las instituciones educativas con mayor índice de deserción logren mejorar.

Evaluación centralizada

Las universidades de prestigio como la Universidad Nacional de Colombia usan exámenes de admisión para determinar la preparación o dirección de una persona interesada en estudiar allí, este examen es de carácter profesional y preparado directamente por la universidad, es de carácter estandarizado y permite evaluar en su totalidad las aptitudes y habilidades de un estudiante, esta práctica ayudaría en gran manera a reducir los índices de deserción si tuviera un impacto en las calificaciones por encima del 50% en la calificativa final, esto permitiría que el tutor o docente tenga una labor menor en la definitiva de los estudiantes. Cabe mencionar que este tipo de examen debe tener enfoque científico y sustituir los quices y otras actividades que hacen de los programas de formación un poco aburridos y poco dinámicos.

Recreación de mercados de competencia entre docentes

En las universidades, es muy común ver estudiantes preguntando a los demás sobre las características de algunos docentes, sobre si explica bien, si no es cuchilla, si no es tan aburrido, si está guapo o guapa, esto abre una brecha para que los docentes se vayan dando a conocer y ganando seguidores que lo respaldarán en los procesos de formación mediante valoraciones de voz a voz y sistemáticas, en procesos de competitividad, se verán mas de dos docentes dictando la misma asignatura estableciendo favorabilidad en los estudiantes que lo recomendaran semestre a semestre, este proceso hace mas dinámica la estancia de cualquier estudiante en el ámbito universitario.

Reducción de la normatividad

La normatividad establecida por las universidades y por los docentes hacen mas engorrosos los procesos de evaluación, esto hace que los estudiantes pierdan el interés en la aprobación de las asignaturas. Entonces, cuando los estudiantes se alejan de la competitividad se puede observar que los índices de deserción aumentan. Se ha logrado demostrar que las universidades que han reducido la normatividad interna han disminuido los índices de abandono en los procesos de formación académica.

Esquemas diferenciales de matrículas con incentivos fiduciarios

Aunque la idea suena descabellada, se trataría de incentivar a los estudiantes a ahorrar para los semestres futuros, es decir, que en los primeros semestres se pagaría un adicional bajo la promesa de generación de renta que se vería reflejada en los semestres finales, es decir que el estudiante termina pagando menos al final, gracias a los ahorros de los primeros semestres. Claro está que los ahorros no serian desembolsables en el caso que el estudiante abandone el programa de formación antes de lo establecido.

En estos momentos de la historia Colombia se detiene, no solo por un paro estudiantil, sino por las trampas y manías que no han permitido que la universidad se convierta en un derecho para todos, es difícil sostenerse en una universidad que garantiza el exilio pero no acoge medidas para sostener a quienes por razones ajenas a su voluntad desean superarse académicamente. (Lee tambien: Cursos gratuitos dictados por la Universidad Nacional de Colombia para 2019)

Publicar un comentario

 
Libertad y Pensamiento © - Blogger Templates Designed by Templateism.com