viernes, 10 de agosto de 2018

Odebrecht demanda a Colombia por $ 3.8 billones

La firma que se hizo tendencia por auspiciar la corrupción en contratos engorrosos hoy abre un nuevo capítulo para Colombia. La multinacional brasileña que durante años ayudó a políticos a ocupar altos puestos y luego recuperar dineros mediante concesiones, ahora entablaron una demanda al estado con índices billonarios aduciendo a la protección de la inversión internacional. no es absurdo, en la demanda aparece la suma de 3.8 billones de pesos que debe responder el estado por presuntas expropiaciones ilegales.

Aunque la firma acepta los baches ocurridos con los controversiales sobornos en el desarrollo de la ruta del sol, pero se excusan en el comportamiento de directivos de la firma, que de forma irregular repartieron coimas para ubicar políticos de su interés en el poder y luego cobrarles el favor mediante adjudicación de contratos. Cabe mencionar que algunos políticos se han visto vinculados a procesos judiciales y actualmente se encuentran presos purgando condenas por corrupción relacionando a la firma como socios y partícipes de contratos incompletos o a medio hacer.

www.libertadypensamiento.com 600x300

El proceso es muy complejo y podría favorecer directamente a la firma contratista puesto que se ampararon bajo un proceso de arbitramento, al cual pueden acceder las multinacionales según lo pactado entre Colombia y España.

Algunos medios de comunicación hicieron mención a esta demanda pero por asuntos políticos, la noticia cayo tras una cortina, sin mencionar que de darse una demanda de esta altura sería el mismo estado quien debería responder por esta demanda instaurada. Según la firma, Colombia debe responder por indemnización y resarcimiento por todos los daños que sufrieron las inversiones de la multinacional en razón de las múltiples violaciones que se vieron involucradas en contratos con la nación, citando el articulo 10 del APPRI; Acuerdo de promoción y protección reciproca de inversiones.

En alguna ocasión llegue a pensar que Odebrecht no era una empresa corrupta y que los contratos realizados correspondían a una estrategia de crecimiento económico para la firma que repartió coimas por todo el cono sur de América, y llegaría a creer que tenía razón, Odebrecht no es corrupta, sino que los corruptos que representan nuestra democracia encontraron un filtro para seguir saqueando lo poco que puede aportar el bolsillo de la clase media, baja y trabajadora.

No es para sentir angustia, ni tampoco para llenar las calles con marchas en contra de la corrupción, de ser factible y aceptada la demanda, sepa usted que el dinero para la indemnización no saldrá de los políticos que vendieron el país sino de nosotros que le dimos la facultad de representarnos. (Lee también: Colombia entre los 100 países más corruptos del mundo)

Publicar un comentario

 
Libertad y Pensamiento © 2015 - Blogger Templates Designed by Templateism.com