miércoles, 22 de febrero de 2017

Carlos Arturo Torres: El colombiano que gana premio de diseño en Madrid con prótesis para niños

Un niño de 11 años que no desarrolló el brazo derecho por cuestiones genéticas o complicaciones en su ADN pero gracias a la tecnología y ha una prótesis robótica le permite armarla  a su antojo. Darío, es el pequeño que posee una prótesis robótica moderna que le permite armar su extremidad como el quiera, puede ser un robot, una grúa, un vehículo, entre otras formas solo necesita su imaginación y piezas de Lego.

Gracias a este diseño de esta prótesis infantil Carlos Arturo Torres Tovar se alza con los premios de Diseño Industrial y de Diseño e Innovación de la quinta Bienal Iberoamericana de diseño que se presentó en noviembre y finaliza el 26 febrero del 2017 en Madrid España. Carlos Arturo trabajaba en la sede de lego de Dinamarca y tuvo la idea de poner en práctica sus conocimientos de diseño en algo que fuera útil y pensó en los niños con dificultades físicas.

www.libertadypensamiento.com

Comenzó a trabajar en ideas que pudieran solucionar las limitaciones físicas y al mismo tiempo ayudar en el área emocional y cognitiva de los niños, lo cual lo llevó a crear una prótesis donde los niños pueden pegar fichas y hacer diferentes figuras. La idea era lograr un equilibrio entre las características lúdicas y funcionales de la prótesis y para eso trabajo de la mano de Lego Lab y la fundación Cirec (Centro Integral de Rehabilitación de Colombia).

"Esta prótesis le permite a los niños que se expresen y sean aceptados por las personas que tiene miedo a la discapacidad, convirtiendo esta prótesis en una herramienta lúdica y social", afirma Torres. Darío fue el primer niño en probar esta prótesis, la cual se conoce como IKo, que está formada por motores y sensores que están alimentados por una batería; puede moverse, coger objetos y manipular elementos avanzados, costa de tres partes básicas a las que se le agrega las fichas de Lego de la serie Mindstorms la cual permite la formación de robots, logrando que la mano se convierta en cualquier figura como una nave espacial, una grúa o una emisora de rayos.

www.libertadypensamiento.com

IKo tiene un costo en el mercado de 5.000 dólares, más económica que una prótesis regular que cuestan alrededor de 10.000 dólares. El maravilloso invento está a la espera de un patrocinador o un inversionista que apoye esta idea y logre ayudar a millones de niños.

En Colombia se encuentran grandes mentes que siempre están pensando en el beneficio de los demás, como lo está haciendo Carlos quien dedica su tiempo en hacer feliz a los niños con discapacidad. (Lee también: Auto colombiano competirá en la carrera de energía eficiente más importante del mundo)

Publicar un comentario

 
Libertad y Pensamiento © 2015 - Blogger Templates Designed by Templateism.com