martes, 14 de junio de 2016

"Cuidar el agua" una campaña para frenar el maltrato contra las mujeres

"Colombia, como es bien sabido tiene una cultura y una economía muy arraigada a su producto insignia: El café. Sin embargo, esta cultura da lugar para que muchas mujeres sean maltratadas en las fincas por sus parejas, el patrón como se le conoce, maneja todo el capital de la producción mientras la mujer permanece encerrada en la casa, en ocasiones el representante de la familia sale al casco urbano, se embriaga y cuando vuelve a casa humilla o maltrata a su compañera" dice Paola Campuzano presidenta de Alma Verde, un grupo de 25 cafeteras en Neira, Caldas.

Esta asociación comenzó a trabajar a comienzos del año 2012 con el único propósito de empoderar a las victimas de estos abusos y al mismo tiempo combatir el cambio climático por medio de su trabajo. Al comienzo se trataba de concientizar a las victimas, luego con el tiempo comenzar a amar la tierra, con esta consigna se ha logrado sembrar un total de 14 mil arboles nativos cerca las cuencas hídricas del municipio que orgullosamente representan.

www.libertaypensamiento.com604x305

En sus comienzos las siembras correspondían a Fresnos, guayacanes y nogales, y ahora que su proyecto se ha expandido por 20 municipios mas, se esta buscando sembrar encenillos y guamos, unas especies que por la agricultura, están siendo amenazados y que desde ahora en adelante serán priorizados dentro de los planes de siembra, las asesorías técnicas están avaladas por Ecoaguas quienes hacen programas de formación psicológica y también les paga por la siembra y cuidado de dichos arboles.

En caso de las fincas cafeteras, las mujeres le ponen el hombro al trabajo de la misma manera como lo hacen los hombres, se entregan en corazón y alma, desgastan sus uñas trabajando la tierra, pero hasta que la mujer no tenga sus propios ingresos, no habrá una equidad de genero en el sector rural, al estado nunca le ha importado las campesinas, pero Alma Verde les ha dado la oportunidad de crecer como constructoras de paz, la paz hay que conseguirla sin importar el costo, pero debe implementarse en los campos donde los focos bélicos hicieron su auge, es decir el sector rural.

No se necesita un rango de edad para ingresar a esta fundación, el entusiasmo cuenta con historias de vida incluso de mujeres que se han levantado de derrames cerebrales para seguir sembrando vida, la igualdad entre las mujeres se ve a la distancia, pues muchas de ellas caminan por horas para asistir a las capacitaciones, un esfuerzo que vale la pena tener en cuenta. Por el bien de las mujeres, por el bien del país, por el bien del agua, por el bien de todos. (Lee también: Capturan al mayor deforestador de la Amazonia)

Fuente: Eltiempo

Publicar un comentario en la entrada

 
Libertad y Pensamiento © 2015 - Blogger Templates Designed by Templateism.com