martes, 10 de marzo de 2015

Berlín transforma postes de luz en sitios de recarga para autos eléctricos

Una propuesta sencilla y efectiva. En vez de edificar más estaciones de combustibles, por qué no utilizar los postes de luz que ya existen para recargar los autos eléctricos, y de esta manera ayudar a disminuir la problemática ambiental que existe en el mundo. Son muy nombrados los beneficios más allá del bajo costo que tiene este tipo de ideas. En primer lugar, es que democratizan el punto de recarga al poder ser colocado cada pocos metros con una instalación económica, pero especialmente por que lo convertirían en un elemento más de la urbe. Aunque ver un centro de recarga no es normal, ni siquiera en las ciudades donde se está incrementando la venta de estos autos.

La capital de China, Pekín, fue la primera ciudad que instaló este tipo de sistema. No obstante, Berlín intenta liderar. Para conseguirlo, se ha propuesto un sistema diferente a como funciona en el resto de países: En lugar de penalizar a quienes compren  autos nuevos con restricciones, cortes de tráfico o aumento de impuestos, se determino premiar a quienes hagan uso de vehículos menos contaminantes, impulsando al resto de ciudadanos a que se inclinen por esta alternativa.

Berlín-sitios-recarga-autos-eléctricos
De esta forma es como se ha ampliado con éxito el proyecto de conversión de postes de luz, como una medida paralela a la instalación de bicicletas, por ejemplo.

El costo que se estima para este procedimiento será de 400 euros por cada poste convertido. Esto significa que la inversión será de menos de 500 mil euros para fomentar la compra de autos eléctricos.

Berlín-sitios-recarga-autos-eléctricos


















 El año pasado Berlín empezó su proyecto convirtiendo 100 postes de alumbrado público. Sin embargo, en este año intentan ampliar su proyecto multiplicándolo por 10 el numero de faroles convertidos, aun costo más bajo.

Publicar un comentario en la entrada

 
Libertad y Pensamiento © 2015 - Blogger Templates Designed by Templateism.com